FullSizeRender 5

[ASÍ ES…] El Trail Rocacorba

En el afán por posicionarse, muchas carreras recurren a logos y lemas muy potentes, pero a menudo carentes de contenido. Otras, en cambio, parten desde una personalidad y convicciones propias para construir un concepto, una manera de entender el trail. “Quality over quantity” es el leit motiv de Klassmark y lo aplica hasta las últimas consecuencias. El Trail Rocacorba se ha consolidado como una de las pruebas de referencia en Catalunya al inicio de la temporada por un recorrido tan bonito como duro y exigente. Si buscas la distancia o poder correr cómodo por pista, olvídate, no es tu prueba. Si quieres subidas combinadas con descensos vertiginosos, muchísimos senderos y pelear cada km. te invito a pasar a esta experiencia en la Vall de Llémena.

 

..

Canet d’Adri es una pequeña localidad cerca de Girona de 702 habitantes en la cual la mitad de sus construcciones son anteriores a 1960, un remanso de paz, tranquilidad y buena cocina casera. Allí, a principios de febrero, tiene lugar desde hace siete años el Trail Rocacorba, una carrera que en este 2017 ha contado con tres modalidades:

.

  • Express: 21 km + 800 m.
  • Trail: 31 km. +1800 m.
  • Maratón (por equipos de dos): 38 km +2000 m.

.

Pese a que entre las tres pruebas superan los 1.000 inscritos, logísticamente está muy bien resuelta y es bastante cómoda en lo que se refiere a acceso, aparcar, recoger dorsales y dejar el material. Los horarios de salida son algo peculiares, ya que primero va la Maratón, a las 8 de la mañana, luego la Express, a las 9, y finalmente la Trail, a las 10. Este escalonamiento parece útil y meditado, ya que evita aglomeraciones para aparcar, recoger dorsales y reduce mucho la desagradable sensación de estar adelantando constantemente a gente de otras carreras. Por otro lado, pese a que Canet es un municipio pequeño, no hay problema para aparcar cerca del pabellón. También son muy de agradecer detalles como poder disponer de cafés gratuitos y alguna pasta antes de la salida.

.

.

El pabellón de Canet d'Adri, centro neurálgico de la prueba // Foto: KlassmarkEl pabellón de Canet d’Adri, centro neurálgico del Trail Rocacorba // Foto: Klassmark

.

La carrera  (Trail de 31 km.)

.

La carrera que voy a analizar y que corrí es la Trail de 31 km. y +1800 m. de desnivel positivo, aunque por recorrido y zona, la Maratón y la Express no son muy diferentes paisagísticamente. En primer lugar, lo que debo decir de las pruebas de Klassmark es que la percepción de distancia/dificultad es engañosa. Normalmente nos van a exigir mucho más que otras pruebas de longitud similar, puesto que se busca huir de pista y de kms fáciles, para buscar subidas, senderos, pasos boscosos, zonas interiores… En su web, de hecho, pone el que el total de kms por pista/asfalto es un 10 por 100 y la sensación es la de estar corriendo siempre por un terreno que, sin ser supertécnico, te exige atención constante y una buena condición física. Ya tuve esa sensación en el Trail Catllaràs y la reviví en un Trail Rocacorba, en el cual el nivel de esfuerzo y exigencia no está muy lejano del de muchas maratones de montaña convencionales.

.

Captura de pantalla 2017-02-06 a les 11.34.06

.

El perfil y diseño de la carrera me parecieron redondos, con unos primeros kms en los que se puede correr y calentar, para rápidamente afrontar una larga y bonita subida hasta la cima del Rocacorba, que supone el cielo de la carrera con 929 metros de altitud. Situado al lado del Puigsou, este bonito santuario de la Mare de Déu de Rocacorba también es conocido como Castell de Rocacorba. Su primera referencia escrita data del año 1065, al aparecer como Rocha Curva en el testamento de Guillem Guifré. Los últimos kms hasta este punto son ciertamente bonitos, alternando pequeños tramos de subida, planos y bajadas por un macizo rocoso. Una vez allí el ánimo de los espectadores nos darán fuerzas para seguir adelante.

.

IMG_0983

Los últimos kms hasta la cima del Rocacorba son preciosos // Foto: Klassmark

.

El cruce por el punto más emblemático de la carrera (hacia el km 10) da paso a un tramo precioso careneando con unas vistas espectaculares hasta el Pla d’en Martí, una de las pocas partes en los que se puede correr con facilidad. Una bajada constante por senderos de sotabosque, acolchados por un manto de hojas caídas, raíces y las típicas piedras redondeadas de la zona, nos llevará al pie de El Golany. Este es el segundo punto más alto de la carrera con 864 metros y quizás la subida con más dificultad debido a su fuerte pendiente. Pese a que los ascensos no superan los 1.000 metros de altitud y no son muy largos, sí que hay un par o tres de puntos en los que se deben utilizar las manos y, con el paso de los kms, van desgastando bastante las fuerzas.

 

1Rocacorba17-Golany_URI2979

Una de las muchas zonas boscosas con sus preciosos senderos en El Golany // Foto: Oriol Batista

.

El Golany marca el punto medio de la carrera con unos 16 km y +1.000 m. de desnivel positivo realizado. Nos queda por delante una exigente bajada de 400 metros en apenas dos kms que nos llevará hasta el tercer avituallamiento. En este apartado la nota es excelente. Los cuatro avituallamientos del Trail Rocacorba están muy bien repartidos entre el km. 5, el 9, el 17 y el 26 y justo antes de grandes subidas en las que podemos tener problemas si vamos justos de agua o comida. Su composición me pareció también más que lógica con isotónico, agua y Pepsi, además de comida variada como gominolas, galletas o fruta. Eso sí, en alguno de los avituallamientos el isotónico estaba demasiado diluido, aunque este es un mal habitual en la mayoría de carreras.

.

El siguiente asalto es la subida a El Collet (km 20), de unos 400 metros, que da paso a una bajada larga y demoledora si llevas las piernas cansadas a través de la riera de Rocacorba y de Canet, una zona más húmeda que las anteriores en la que cruzas varias veces pequeños riachuelos. Un último avituallamiento en el km 26 permite reponer fuerzas de cara a la recta final, en la que no vas a poder evitar acordarte mentalmente de los organizadores (gracias Gerard) cuando afrontes otros 250 metros positivo de desnivel en apenas 2 km hasta la Muntanya de Velers. Consejo, guardad un poco de fuerzas para este último desafío y para una bajada con un par de saltitos importantes.

.

2Rocacorba17CD2A4450

La zona de la riera tiene partes diferentes, pero igual de bonitas // Foto: Klassmark

.

Visto ya con un poco de perspectiva, me quedo con la sensación de que el Trail Rocacorba es una carrera ‘redonda’, con un circuito circular en el que no repites ningún tramo, sin zonas feas o disonantes y con un paisaje bonito de media montaña. Pero, por encima de todo me pareció muy tranquila, muy silenciosa. El hecho de que no se pueda acceder más a que un punto del recorrido en coche hace que prácticamente no te cruces con nadie que no sea corredor, lo que crea una sensación de intimidad e introspección muy potente. Pura conexión con la naturaleza y el entorno. Y también es exigente. Sin ser una locura, es mucho más dura que la mayoría de trails de 30 km de media/baja montaña. Y por último, Klassmark me volvió a parecer una buena garantía de organización. Un grupo de gente que ama la montaña y las zonas en las que organiza sus carreras. Una pandilla de corredores que saben lo que buscamos la mayoría de los que nos dedicamos a esto y no fallan en lo esencial. Eso sí, si hubiera un poco más de agua caliente en las duchas la carrera ya sería la ostia, pero dicen que después de semejante tute el frío va bien para las articulaciones.

2 Comments
  • XEVI PAGÈS COROMINA
    Responder

    M’encanta la cronica, ho has clavat, totalment d’acord en tot. Potser la única discrepancia seria en els avituallaments, els vaig trobar un xic fluixos, diguem que des de fa un parell d’anys tots els avituallaments de Klassmark son un pel senzills, tot lo altre de 10.

    8 febrero, 2017 at 1:17 AM

Post a Comment