La Transgrancanaria de los récords

La Transgrancanaria es una carrera peculiar: se celebra a principios de temporada, cuando muchos de los corredores aún no han afinado la maquinaria, y tiene un recorrido de 125 km que, sin ser muy técnico, es exigente físicamente y te acaba desgastando. Si a eso le sumas el sueño, ya que sale de noche con temperaturas bajas e incluso frías, y el asfixiante calor de la parte final, tenemos una ultra en la que la estrategia es vital. Tanto o más que el físico. Y por eso resulta mucho más impredecible que otras pruebas similares.

.

Y en 2016 no fue una excepción. Didrik Hermansen, que ya había dado la campanada el año anterior, se llevó la carrera tras una bella pugna con Gediminas Grinius y Aurelien Collet. El pequeño corredor noruego me fascina. No tiene pinta de gran corredor de trail y en la rueda de prensa anterior a la carrera aseguró que “durante el invierno hay tanta nieve que me entreno en una cinta de correr”. Y así, con una estrategia impecable y un ritmo muy constante, fue capaz de aguantar el tirón de un Collet que durante 90 km se dedicó a intentar romper la carrera con un ritmo infernal y lo pagó caro: entró andando en la meta tras sufrir un calvario en los kms finales. Grinius estuvo siempre al acecho, pero no pudo repetir su gran final del 2015, en el que ganó la prueba, y tuvo que conformarse con la segunda posición. Por detrás hubo una bella pugna entre Andy Symonds, que parece haber vuelto al primer nivel internacional, Diego Pazos, que se dio a conocer ante el gran público, y Pau Capell. El catalán campeón de la Spain Ultracup ha dejado de ser una promesa para convertirse en una gran realidad en su asalto al Ultratrail World Tour. Así lo certifica su tercera posición compartida con Pazos en una emotiva llegada.

.

Si Didrik Hermansen dominó la categoría masculina hasta marcar el récord de la Transgrancanaria (13h41’), Caroline Chaverot destrozó la carrera femenina. Literalmente. La francesa lideró la carrera con una autoridad sorprendente desde el primer control, en el que ya tenía 10 minutos sobre sus perseguidoras, y se impuso con unos números insultantes. Chaverot, que llegó a disponer de más de dos horas de ventaja sobre sus rivales, cruzó la meta de Maspalomas en 15h23’, batió el récord de la Transgrancanaria en hora y media y acabó 16ª de la general. Ante semejante exhibición poco pudieron hacer sus rivales. La decepción fue Nuria Picas, la vigente campeona de la carrera y del Ultratrail WorldTour, que se retiró en Artenara en el kilómetro 33 con fuertes molestias en el abductor. “Ya me había tomado un ibuprofeno e iba con dolores”, me explicó, “no tenía sentido seguir así y jugarme la temporada”. Muy de acuerdo. Emilie Lecomte, hasta entonces segunda, también dejaría la carrera cediendo su posición a Andrea Huser, que se la jugó con la vasca Uxue Fraile. La suiza se llevó el gato al agua por apenas 7 minutos, aunque entró en 17h21’ a más de dos horas de la ganadora, lo que da una idea de la inmensidad de la victoria de Chaverot. La también española Silvia Trigueros acabó cuarta tras una gran actuación.

 

No Comments

Post a Comment