albertjorquera_buffepic2016

Personas normales, cosas extraordinarias

¿Os imagináis correr 105 kilómetros? ¿Y además subir una distancia equivalente al Annapurna de arriba a abajo? La mayoría de las personas tardan entre 3-4 días para hacer la Carros de Foc, una ruta circular de alta montaña entre refugios en el Parc Natural de Aigüestortes. Luis Alberto Hernando hizo la Buff Epic Trail, que tiene más o menos el doble de distancia, en 12h53′ horas. ¿Os imagináis estar 13 horas seguidas haciendo deporte a la intensidad que sea? ¿Y a lo máximo que os puede dar el cuerpo? ¿Sin apenas comer ni descansar? Eso es lo que hace falta para ser campeón del mundo de uno de los deportes más duros del planeta.

.

El simple hecho de acabar una carrera de este tipo ya tiene mucho mérito (ganarla no digamos), pero lo que realmente me fascina es la capacidad para seguir peleando cuando ya lo has ganado casi todo. Seguir encontrando cada día la fuerza y determinación para entrenar, la motivación para prepararte para un reto tan duro, los sacrificios que conlleva. En este sentido, la victoria de Luis Alberto tiene mucho más mérito a sus casi 40 años, meses después de haber tenido al pequeño Martín y a pesar de seguir trabajando como Guardia Civil. Creo que por eso es tan fácil admirar a este tipo de corredores. Porque al final son personas normales con sus hijos, sus trabajos, sus familias y con los que puedes hablar de tú a tú, pero que en el fondo hacen cosas que no son normales. Son extraordinarias.

.

.

Al final de la carrera Luis comentaba con su habitual desparpajo “no está nada mal para ser casi cuarentón. Cada día salen chavales jóvenes que están más fuertes y que te obligan a ir a tope, pero les he dado un repasillo“. Dejando de lado su ironía, tiene toda la razón. El nivel en el mundo del trail y el skyrunning cada vez está más alto y las victorias, más caras. Un ejemplo es Sebas Sánchez: fue ganador de la edición del 2015 en 15h09′ y este año rebajó su marca en 45′ para acabar… séptimo! El propio Luis superó el récord en 2h07′ e incluso la ganadora femenina, Caroline Chaverot, rebajó en 25′ esta marca para ser décima en la general absoluta. Otra exhibición por parte de una corredora que está a punto de cumplir los 40 años, es profesora de Geografía e Historia en Ginebra y que es madre de una niña y dos niños. Empezó a correr tras nacer el último de ellos, hace apenas cuatro años. Y aún así es capaz de ganar algunas de las carreras más duras del planeta.

.

albertjorquera_buffepic2016_2

.

Tal fue la exhibición de Chaverot que tras la carrera no pude evitar acercarme y felicitarla. Ella, con una sonrisa tímida me dijo en francés, “muchas gracias. Es una carrera muy dura porque hoy, un día después me duelen mucho las piernas y normalmente tras una ultra no me duelen tanto“. Ni un atisbo de soberbia o de orgullo en su frase. Simplemente, personas normales, como tú o yo, haciendo cosas extraordinarias. Ejemplos diarios y cercanos de hasta donde podemos llegar si creemos en nosotros mismos y trabajamos con humildad y sacrificio. Campeones del Mundo que pasarán a los libros de historia del trail, pero cuyo respeto va más allá de sus resultados. Caroline y Luis dejarán algún día de ganar, pero la gente les seguirá admirando. Porque este sentimiento viene de lo que son y lo que hacen, no solo de sus resultados.

.

albertjorquera_buffepic2016_3

.

 

No Comments

Post a Comment