albertjorquera_UTVA11

¿Qué quieres ser de mayor?

Pol ha acabado este año su educación preescolar y su profesora Marta tuvo un detalle muy bonito: les pidió que escribieran en una pizarra lo que querían ser de mayores, les hizo una foto y montó un mural que ha entregado a cada niño. Había respuestas desde conmovedoras a divertidas, pero lo que me llamó la atención es que casi un cuarto de una clase de 25 niños escribieron ‘futbolista’. 

.

De inmediato me vinieron a la mente detalles de esta reciente Eurocopa: Cristiano Ronaldo despreciando al capitán de Islandia o tirando el micro de un periodista al agua, o Pedro quejándose de que si no jugaba con la selección española para qué estaba allí. Para qué estaba allí cobrando millones de euros por hacer algo que le gusta y participando en una de las competiciones más importantes del planeta. Me vino a la cabeza los lanzamientos de bengalas al campo, los enfrentamientos entre aficiones, las polémicas en Twitter entre Arbeloa y Piqué, las tonterías de Dani Alves, jugadores revolcándose por el suelo tras un golpe no tan duro o directamente inexistente…

.

Football Soccer - Portugal v Iceland - EURO 2016 - Group F - Stade Geoffroy-Guichard Saint-Etienne France - 14 6 16 Portugal s Cristiano Ronaldo shakes hands with Iceland s Aron Gunnarsson at the end of the match REUTERS Kai Pfaffenbach Livepic

 

Chicos en su gran parte malcriados, millonarios y capaces de confesar sin ruborizarse en una entrevista que nunca han leído un libro, pero que son guapos, famosos y ganan mucho dinero. Está claro que no todos los futbolistas son así, pero estos son algunos de los modelos que tienen hoy en día muchos niños. Y eso es preocupante. Y la culpa no es de los pequeños. Ni del fútbol, que es un deporte apasionante, ni a veces de los propios futbolistas. Sino en gran parte de unos medios de comunicación y una sociedad que han decidido mostrar e incluso reír y aplaudir algunos de estos vergonzosos modelos de comportamiento y de valores. Porque en teoría vende, porque en teoría eso es lo que la gente quiere ver y leer.

.

e07f660777614751b5dde6f1268d733b

.

Lo más doloroso es que esta ‘cultura de lo banal’ se produzca en el periodismo deportivo, en un campo en el que hay cientos de valores positivos e historias humanas de superación, amistad y compañerismo conmovedoras. Este fin de semana he tenido la suerte de trabajar cubriendo la Ultra Trail Valls d’Àneu, una carrera salvaje de 92 km. y 7.300 metros de desnivel positivo conocida como ‘la indómita’. Pocos son los que se atreven con ella y muy pocos los que son capaces de acabarla. En dos días he visto a Ion llorar en meta tras ser cuarto y reconocer que “lo he pasado fatal, pero no podía retirarme porque le debía esta carrera a una persona que lo está pasando mal”; he visto a Álex acabar entre los diez primeros pese a perderse media hora, caerse y correr durante horas con puntos de sutura en un codo; he visto a Teresa clavarse un palo en un muslo, seguir con un boquete y sangre en la pierna y entrar en meta junto a Mesi, una gran corredora que lo pasó mal y estuvo a punto de retirarse, pero que no abandonó porque otros compañeros (entre ellos Teresa, su rival) la animaron. He visto a Ivan acabar octavo y primer veterano pese a tener los talones en carne viva, o a Xoan abandonar a falta de apenas 5 km porque no podía dar un paso más. He visto a gente que no se conocía ayudarse mútuamente y llegar a meta abrazados tras casi 30 horas y una noche y media en la montaña, o al cuarto clasificado del año pasado hacer de voluntario como cierre y animar a los que iban últimos…

.

Captura de pantalla 2016-07-04 a les 14.53.15

Álex Izquierdo recibiendo puntos de sutura. Así hizo 45 km.

.

Y la gran suerte es que no solo lo he visto yo, sino que Pol estaba allí. Y sí, quizás con 5 años sea demasiado pequeño para entenderlo, pero tengo muy claro lo que quiero para él en un futuro (y sobretodo, lo que no quiero). Y sí, él no fue de los que escribió futbolista en la pizarra, sino científico. Y me alegré mucho. Porque quizás siendo científico nunca ganará lo que ganaría siendo futbolista, pero creo que el dinero sirve de poco si no tienes determinados valores. Y eso es lo que espero ser capaz de transmitirle, a pesar de lo que pueda leer o ver en los medios de comunicación.

Por cierto, los ganadores de la UTVA se llevaron 600 euros en metálico, lo que cobra Leo Messi o Cristiano Ronaldo en 1 minuto. Ellos estuvieron entre 15 y 20 horas corriendo por alta montaña.

13 Comments
  • Vicent ferrer
    Responder

    Gracias!!!!

    5 julio, 2016 at 11:00 PM
  • Juan-Manuel Escalante
    Responder

    Gracias Albert por esta magnífica crónica, valores, valores y valores es lo que he tratado de transmitir a mis alumnos/as a lo largo de casi cuarenta años de docecencia, soy MAESTRO y a la vez alumno tuyo en spinning de la cual cosa me siento muy orgulloso. Gracias

    5 julio, 2016 at 11:04 PM
  • Joan Segura
    Responder

    Ets un crack, Albert!!!!

    6 julio, 2016 at 7:14 AM
  • Fernando Sainz-Trápaga
    Responder

    Me encanta!! Lo has definido genial, humildad y valores, Enhorabuena, seguro que Pol elegirá bien!!

    6 julio, 2016 at 10:14 AM
  • JD Mateu
    Responder

    Preciós Albert, moltes gràcies.
    M’agrada especialment la crítica al periodisme esportiu, que comparteixo.
    En canvi no em sembla bé que relacionis que un nen vulgui ser futbolista amb 5 anys amb el fet de tenir uns determinats valors … cosa q no dius així però que pot interpretar-se.
    I sé que no és la teva intenció però ho comento com a pare d’un nen de 10 anys que podria dir que vol ser futbolista al mateix temps que li encanta córrer per la muntanya amb el seu pare i idolatra el Kilian, la Picas, el Tòfol, etc

    6 julio, 2016 at 11:47 AM
  • Els esports de montanya són un molt bon exemple de valors! M’ha encantat, gràcies!

    6 julio, 2016 at 12:53 PM
  • Jesus Cava Mauricio
    Responder

    Gran relato y muy buena reflexión , cruce la meta con 24 horas y me recibieron como si fuese el ganador… y alli también estaba un amigo mio como si fueran las 6 de la tarde… y eso no tiene precio.

    6 julio, 2016 at 4:15 PM
  • Albert,

    Felicitats per la teva web! D’ençà la vas obrir, no deixo de mirar que hi ha de nou cada setmana. És com un vici.

    He jugat molts anys a futbol i comparteixo totalment el que vols transmetre en aquest article. He disfutat molt jugant a aquest esport i he fet moltíssims amics, però encara que no ho sembli, sempre pensava que em faltava alguna cosa més. Notava que algun mecanisme no acabava de funcionar com jo esperava i que hi havia algun buït que emplenar. Fa uns 3 anys, un amic em va animar a sortir amb ell a fer una sortideta. Una cosa ridícula per als que sou tots uns cracks, però aquella primera Tiula a Cubelles em va fer trobar la calma.

    A tot això, et volia comentar que el meu fill va escriure “futbolista”. Li encanta el futbol. Et tinc que confesar que sempre li havia dit a la meva dona que no m’agradaria que el nostre fill juguès a futbol. Potser per la meva experiència. És curiós, però quan torno de córrer molts dies, em diu “papá, un dia iré contigo a la montaña, muy arriba, muy arriba, arriba del todo”. Nomès hi ha una cosa a les meves mans, i tu l’has trasmès perfectament, li intentarè donar tots els valors faci el que faci, vagi on vagi. Espero (amb una mica d’egïsme de papa) que vingui amb mi “muy muy arriba”

    Gràcies. Saps que t’aprecio, com veig que ho fan moltes altres persones que et segueixen per aquí.

    Molta sort i fins aviat!

    Una abraçada des de Praga

    10 julio, 2016 at 4:43 PM

Post a Comment